El Microscopio


Importancia del microscopio en la micología:

Una vez analizados los datos macroscópicos del hongo, los cuales pueden variar mucho de unos ejemplares a otros, ayuda mucho y es imprescindible para la determinación de muchos géneros y especies, el conocer los datos microscópicos. Los caracteres microscópicos, son mucho más estables y fiables que los macroscópicos.

Se puede secar el hongo o una parte de él, y guardarlo por muchos años en un herbario. De tal manera, que varios años después, podríamos determinar dicho hongo, compararlo con otro o incluso darnos cuenta que en su día se determinó mal.

Permite a los noveles o principiantes en el estudio de los hongos, a un coste relativamente bajo, determinar los propios hongos recolectados con bastante seguridad permitiendo un aprendizaje rápido y seguro, a la vez que nos da independencia y permite formarnos nuestras propias conclusiones e impresiones.

Ayuda mucho, saber llegar macroscópicamente a los géneros y aproximarnos a las posibles especies de los hongos que queremos determinar, para saber qué buscar. Saber lo que buscar, ayuda mucho a reconocer los elementos o estructuras que vemos a través del microscopio.

Por otra parte, una vez tengamos los datos microscópicos, y junto con los datos macroscópicos recopilados, podremos ir avanzando en la determinación del hongo e ir llegando al género y luego a la especie con certeza a reducir la posibilidad de equivocarnos. Nos ayudaremos de las claves y libros especializados, en los que vengan los datos microscópicos. ¡Y como no! de la ayuda de otros micólogos, foros, listas y demás personas que estén dispuestas a echarnos una mano.

Los reactivos microscópicos nos van a ayudar mucho a la hora de llegar al género e incluso a la especie. Por eso es muy importante, conocer todo lo que podamos sobre las reacciones microscópicas existentes.

Sin duda el papel principal en el estudio microscópico recae en las esporas, siendo uno de los parámetros más importantes a tener en cuenta.

Tanto para las esporas, como para el resto de elementos o estructuras microscópicas; necesitaremos conocer las medidas, para lo cual tendremos que ayudarnos de un ocular micrométrico.

Partes del microscopio

Los microscopios ópticos son instrumentos que nos van a permitir ver una imagen ampliada por medio de un conjuntos de lentes. Los que nos interesan, para la microscopia de hongos estarán en el rango de ampliación comprendido entre 40 y 1000 aumentos (con oculares de 10X).

Los oculares

Deben su nombre a la proximidad a los ojos, los mas comunes suelen ser 10X esto quiere decir que aumentan la imagen que vemos diez veces.
Cuando el microscopio tiene dos oculares (microscopio binoculares) tienen un mecanismo intermedio que sirve para ajustar la distancia interpupilar, su correcto ajuste ocurre cuando al mirar a través de los dos vemos únicamente un circulo, un mal ajuste nos haría ver dos círculos o uno superpuesto en el otro.

Los Objetivos

Son lentes con diferente tipo de aumento, se encuentran insertados en una pieza metálica llamada revolver y que gira en ambas direcciones Lo más frecuente es encontrar revolver con cuatro objetivos que suelen ser de 4X 10X 40X 100X aumentos
Cuando giremos el revolver para cambiar de objetivo debemos mantener la vista en ellos para evitar que rocen la preparación y dañar las lentes con ello.

Tipos de Objetivos


Acromático: son los que se usan más comúnmente en la micología. Se han corregido cromáticamente para dos longitudes de onda, azul y rojo y la aberración de esfericidad se fija para una longitud de onda, generalmente de color amarillo-verde. Ventaja: son los mas baratos y fáciles de encontrar. Inconveniente: solo se observa con calidad aceptable en el centro del campo de visión.

Semiapocromáticos: están ajustados para corregir las aberraciones cromáticas de dos o incluso tres colores básicos y las aberraciones de esfericidad. Con ellos se suele tener una mayor apertura numérica. Es raro encontrarlos a la venta.

Apocromáticos: están calibrados para 3 o cuatro longitudes de onda (cada una de ellas representa un color básico) y la aberración de esfericidad se corrige con azul y rojo. Bastante caros.

Planacromáticos: acromáticos donde la curvatura de campo está eliminada. Esto es que el campo de visión es igual en el centro que en cualquier lado. Lo mejor que podemos adquirir sin arruinarnos. Ideales para fotografía (evidentemente sin contar con los últimos).

Planapocromáticos: apocromáticos donde la curvatura de campo está eliminada. Son los ideales a fecha actual pero el precio nos hace descartarlos. Existen además los Semiplanacromáticos pero no merecen la pena pues la diferencia de precio con los Planacromáticos no es significativa (por lo general).

Mesa de trabajo “Platina”


Es la plataforma donde colocaremos las preparaciones para su observación, tiene un orificio central por donde pasa la luz procedente de la fuente de iluminación.
Tiene dos pinzas para sujetar el portaobjetos y dos tornillos que nos van a permitir mover la preparación de adelante a atrás, de izquierda a derecha y viceversa.

Condensador:


Justo debajo de la mesa de trabajo se encuentra el condensador, es un sistema de lentes que concentra la luz de la fuente de iluminación hacia la preparación.
En su interior tiene un diafragma-iris con el que podremos condensar (limitar) el haz de rayos de luz que atraviesa el sistema de lentes, eliminando los rayos demasiados desviados consiguiendo aumentar o disminuir el contraste, obteniendo una mayor nitidez en la visión
Tiene un filtro de color azul para corregir el exceso de amarillo de la luz y proteger la visión.
Este filtro es intercambiable por otros de distinto color con los que se puede obtener distintos efectos.

Fuente de iluminación


Esta se encuentra en la parte inferior del microscopio y encargada de proporcionarnos la iluminación para ver la preparación tiene dos pulsadores uno de encendido y apagado y otro para regular la intensidad de luz.

Fuente de iluminación


Esta se encuentra en la parte inferior del microscopio y encargada de proporcionarnos la iluminación para ver la preparación tiene dos pulsadores uno de encendido y apagado y otro para regular la intensidad de luz.


Tercer ocular

En los microscopios trioculares tienen un tercer ocular diseñado para instalar una cámara digital específicas para microscópicos o en su defecto por medio de unos adaptadores también podremos acoplar nuestra cámara digital para resultarnos mas cómoda la fotografía.

Macrométrico y micrométrico

Son los mando que están situados en la parte baja del pie que se usan para enfocar, subiendo y bajando la mesa de trabajo.

Con el de mayor tamaño (macrometico) subiremos y bajaremos de manera rápida mientras que con el mando pequeño enfocaremos con más precisión ya que son micras el desplazamiento que se obtiene con este mando.

Utilización del microscopio

En primer lugar encenderemos la luz del microscopio y ajustaremos los oculares a nuestro espacio interpupilar.

Deberemos tener colocado el objetivo de menor aumento 4X y la mesa de trabajo (Platina debe estar en su posición mas baja y totalmente recogida sin que ninguna pieza sobresalga de ella.

Cuando terminemos de trabajar con el, después de realizar la limpieza que le corresponda, esta debe ser siempre la posición en que lo guardemos.

Seguidamente colocaremos la preparación sobre la mesa de trabajo y procederemos a enfocar con el tornillo macrometrico, una ver enfocado cambiaremos al siguiente objetivo, siempre sin saltarnos el objetivo inmediatamente superior, y así lo haremos hasta llegar al de 40x que será el objetivo que mayormente usemos.

En el objetivo de 40X Sujetaremos el tornillo micrométrico y jugaremos (subir y bajar ligeramente y continuamente) para tener profundidad de campo ya que el microscopio nos da una visión bidimensional .

Para el calibrado del ocular micrométrico necesitamos de un portaobjeto micrométrico ya que la regla que aparece en el ocular, en muchos casos no corresponde a ninguna unidad de medida.

Calibrado del ocular micrométrico

Con el calibrado del ocular micrométrico conseguiremos determinar el valor que tiene cada división que vemos en el, generalmente suele tener cien divisiones.

Si es posible este proceso lo dejaremos en manos de un experto, o alguien que lo haya realizado con anterioridad o lo realizaremos bajo su supervisión, ya que el portaobjeto micrométrico suele resultar costoso y romperlo no seria del todo complicado para los que no tienen experiencia con el microscopio.

Si no tuviésemos a nadie que nos ayudase estos serian los pasos a seguir:

1º- Sustituiremos el ocular del microscopio por el ocularel ocular micrométrico

2º- Bajaremos la mesa de trabajo al punto mas bajo y colocaremos el objetivo de menor aumento 4x

3º- Colocaremos el portaobjeto micrométrico en la mesa del microscopio y enfocaremos hasta ver las dos escalas micrométricas

4º- Situaremos una escala sobrepuesta sobre la otra y haremos que coincidan en el punto 0

5º- Buscar una división del ocular que coincida con otra del portaobjeto micrométrico tomando el máximo de divisiones posibles tanto en el ocular micrométrico como en el portaobjeto micrométrico

6º- Por una regla de tres se calcula la medida en micras a lo que corresponde cada división del ocular

7º Este proceso lo realizaremos con el resto de objetivos

 

Utilización de la cámara para fotografía microscópica

No resulta fácil realizar una buena fotografía microscópica, será tan importante el buen conocimiento de nuestra cámara como la buena realización de la preparación a fotografiar Con práctica conseguiremos poco a poco ir mejorando los resultados

Existen cámaras en el mercado exclusivas para la fotografía microscopia que se introducen dentro del tercer ocular o en su defecto en el tubo donde va uno de nuestros ocular de visión Estas cámaras además de costosas suelen carecen de una buena lente óptica por los que las fotografías realizadas carecen de buena calidad, existen algunos modelos expresamente diseñados por los propios fabricantes de microscopios que serian de un elevadísimo coste A favor tienen que son muy cómodas de usar ya que se conectan al ordenador mediante un cable USB viendo la imagen en la pantalla de este, facilitándonos la realización de la fotografía y la selección de la zona a fotografiar

Tenemos también unos adaptadores para nuestra cámara digital por medio de adaptadores, anillos y oculares de rosca que conseguirán unir a los tubos de nuestro microscopio consiguiendo unos resultados muy buenos. Existen ciertos modelos de cámaras digitales en el mercado que podemos conectar a nuestro pc mediante el cable Usb con las que obtendremos las mismas comodidades que las anteriores

Este es el mejor método por que nos permite en un futuro cambiar de cámara si necesidad de cambiar el resto del materia, además de la gran calidad en las fotografías que podemos obtener. Con un coste bajo

Para los que no dispongan de estos adaptadores para la cámara también podemos realizar fotografía. Para la realización de esta, colocaremos la cámara sobre un trípode y haremos coincidir el objetivo de la cámara con el del microscopio, aproximándolos lo mejor posible Existen en el mercado cámaras con unos objetivos muy pequeños que se acoplan al ocular del microscopio y con las que obtendremos buenos resultados

Mantenimiento del microscopio

Solamente se requiere de uno pocos consejos para el mantenimiento de un microscopio.

Al terminar de trabajar con el, dejaremos el objetivo de menor aumento, dejaremos la mesa de trabajo (Platina) completamente recogía, sin quedar ningún elemento que sobresalga de ella.

Siempre que usemos el objetivo de inmersión debemos eliminar de el los restos de aceite Lo ideal es que utilicemos toallitas especiales para la limpieza de lentes con un compuesto también diseñado para la limpieza de las lentes llamado xilol, el mismo método emplearemos para la limpieza de las demás lentes siempre que lo necesiten y si abusar de ello.

No utilizaremos nunca alcohol para limpiar las lentes ya que su uso reiterado, dañará las lentes y su sujeción.

Cubriremos con una funda o bolsa para que no coja polvo y si lo vamos a dejar un tiempo continuado sin usar lo guardaremos en su caja.

Elección de microscopio

A la hora de adquirir un microscopio debemos tener presente que este debe reunir las características necesarias para el uso que le vamos a dar.
Como ocurre con todas nuestras aficiones, en un principio adquirimos herramientas más económicas para luego ir mejorándolas con el tiempo.
Lo mismo nos ocurrirá con el microscopio, no debemos hacer un gran desembolso para luego dejarlo guardado en un rincón cogiendo polvo.
Es recomendable que el equipo que elijamos no este muy desfasado, para si es necesario, ir añadiéndole mejores elementos que el equipo que elijamos no este muy desfasado, para si es necesario, ir añadiéndole mejores elementos.
Lo mínimo que le podemos pedir a un micro es lo siguiente:
Que la longitud del tubo sea estándar (160 mm.) Que sea binocular (por comodidad, aunque se puede uno apañar con un monocular) y si se quiere comodidad para hacer fotografía, triocular (aunque con un binocular e incluso un monocular se pueden hacer).
Que tenga al menos 3 objetivos (mejor 4 e ideal 5) de 10X, 40X y 100X (con 4 añadir el de 4X y con 5 añadir uno de 60X o de 20X).
La calidad y la cualidad de dichos objetivos marca la diferencia en los precios: normales (acromáticos), mejores (semiplanacromatico), ideales (planacromaticos) y de soñadores (planapocromáticos).
Que tengan una luz de al menos 20 w. No le daremos menos importancia a la mecánica, como son los tornillos de enfoque y a la mesa de trabajo (stage) con ejes de coordenadas X e Y para poder mover el portaobjeto de forma milimétrica y cómoda. Aparte debemos adquirir un objetivo micrométrico para poder realizar mediciones.

Errores a evitar


-. Debemos aprender a reconocer las burbujas de aire y no confundirlas con esporas de paredes gruesas.
-. No confundir los basidiolos (basidios inmaduros) con cistidios.
-. A la hora de la recolección de hongos para su observación en el microscopio es importantísimo guardarlos independientemente a poder ser envolver en papel de aluminio para evitar la contaminación de las esporas de unos con otros, ya que nos llevaría a cometer grandes errores.
-. Nos aseguraremos ante una reacción negativa, del buen estado de los reactivos y que no sean demasiado viejos (se puede comprobar la validez de un reactivo probándolo sobre un hongo ya conocido y viendo su resultado).
-. Si el microscopio no viniese montado (cosa que es frecuente) a la hora de montar los objetivos en el revolver, se deben de montar de menor a mayor y habituarse a la hora de usarlo en empezar por el de menor aumento e ir pasando progresivamente a mas aumento y acostumbrarse a hacerlo así para evitar golpear los objetivos de mayor aumento (a no ser que el micro tenga tope).
-. No utilizaremos el portaobjetos micrométrico para realizar la elaboración de una preparación que luego vallamos a observar en el microscopio.
-. A la hora de sustituir la bombilla de la fuente de alimentación debemos tener presente las indicaciones del fabricante de nuestro microscopio y respetar el voltaje de dicha bombilla.
Colocar una bombilla, con distintas especificación en el microscopio va a reduciría notablemente su calidad del visionado

Componentes de un microscopio: